lunes, 27 de junio de 2011

De la fuerza de los afectos - Camilo Blajaquis

Ni soldado ni trabajador
guerrero de fuego apuñalando un dragón
así me defino: un diseñador de palabras,
un artesano de utopías bien lejanas,
un intolerante ante la ignorancia,
percibo su fragancia y corro sin dudarlo
me atrapa, me absorbe, me provoca,
me lleva, me transporta, me da muerte.
La esquivo, la bardeo, la insulto, la rechazo,
la escupo, la desecho, puaj puaj
sigo pa adelante nada me detiene nada me limita
y si hay alguien que me irrita le devuelvo una poesía
pa que entienda y descubra
cuánto brillo ocultan sus carteles de mierda esmeralda
cuánto brillo habita donde sus ojos no miran.
Me hago el poeta pero sigo puteando
somos serios imperfectos reales impacientes
lo admito sin culpa ni cargo en la espalda
sólo que me siento diferente de mucha gente que no siente lo latente
y le mete y le mete cartucho a la itaka
de todo lo injusto, el infinito desequilibrio que abarca a todo el planeta
estamos perdidos sin guía ni destino,
olvidados por nosotros mismos.

http://camiloblajaquis.blogspot.com/

No hay comentarios.: